Desde el 29 de julio estamos viviendo por encima de nuestras posibilidades en lo que respecta a la Tierra. El «Día de la Deuda Ecológica» se señala cada año para recordar que el mundo ya ha consumido todos los recursos que le correspondían en ese año. Resulta preocupante saber que, cada vez, esa fecha cae antes en el calendario.

Cabe destacar que, en 1970, el Día de la Deuda Ecológica cayó en 29 de diciembre. De entonces hasta ahora son cinco meses los que se ha adelantado la conmemoración de una jornada que nos recuerda que hay algo que no estamos haciendo bien. Se trata de poner el foco en el consumo destructivo que hacemos, el aumento del dióxido de carbono que emitimos o en la falta de cuidado que procuramos a fauna y flora, entre otras cosas.

¿Qué países perjudican más?

Si bien es cierto que es un problema global, hay países que contribuyen en mayor medida, como es el caso de Estados Unidos, Australia o Corea del Sur. Se necesitarían 5, 4.1 y 3.5 planetas respectivamente para dar respuesta al modo de vida de los habitantes de dichas naciones. En el otro extremo está la India, a la que le basta con 0.7 de planeta para cubrir las necesidades de sus ciudadanos.

En el caso de España se precisarían 2.3 planetas, un término medio que no nos deja en muy buen lugar. Es cierto que hemos dado grandes pasos en el camino para concienciar. La importancia del reciclaje, la recomendable reutilización de artículos y la reducción del consumo desmedido son mensajes que han calado. Pero este número nos recuerda que aún hay mucho por hacer y que las generaciones futuras tienen una difícil tarea por delante.

Y es que, este no es un problema que se soluciona de un día para otro, al igual que no se ha generado de un día para otro. Empieza por tomar conciencia y averiguar aquí cuál es tu huella ecológica. Desde GSA llevamos más de 25 años colaborando para crear un mundo mejor, pero todos podemos aportar nuestro granito de arena para hacerlo posible, ¿te unes al reto? ¡Pon de tu parte, haz tu parte!