“Es la ley de la triple sostenibilidad: medioambiental, económica y social”, subraya la consejera Carmen Crespo.

El Parlamento andaluz ha apoyado la continuidad del trámite del Proyecto de Ley de Economía Circular de Andalucía (LECA) al rechazar la enmienda a la totalidad presentada por el grupo parlamentario de Vox. “Esta ley pionera apuesta por la protección ambiental como criterio básico e irrenunciable para Andalucía y servirá para impulsar una reactivación económica basada en el aprovechamiento sostenible de los recursos como vía para generar riqueza en nuestra tierra”, ha aseverado la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo SostenibleCarmen Crespo,

Tras superar el primer debate sobre el texto normativo, la Consejería estudiará en el seno de la comisión parlamentaria las aportaciones de los grupos para continuar avanzando hacia la aprobación final de una ley en cuya elaboración ha participado activamente la sociedad andaluza. Carmen Crespo ha recordado que “desde el Gobierno andaluz apostamos por el diálogo y la cooperación para conseguir una ley que responda a las necesidades reales de Andalucía, como ha quedado patente en las más de 300 aportaciones al borrador inicial del documento que un centenar de entidades remitieron a la Consejería”.

Crespo, ha asegurado que “La Ley de Economía Circular de Andalucía (LECA) será la ley de la triple sostenibilidad: medioambiental, económica y social“. Al mismo tiempo, Crespo, que ha defendido el texto normativo remitido por el Consejo de Gobierno para su aprobación en la cámara, ha destacado la importancia de una norma que además de ser pionera en nuestro país va a “constituirse como un modelo productivo con muchas posibilidades”.

Durante su intervención en el inicio del debate de totalidad del proyecto de ley, Crespo ha querido poner énfasis en el hecho de que la LECA va a permitir preservar nuestro entorno “haciendo que cada vez se extraiga menos materia prima de la naturaleza”, por lo que “va a tener un papel clave para el desarrollo sostenible como uno de los pilares de la Revolución Verde de Andalucía”.

Al mismo tiempo, según la consejera, “la Ley es una oportunidad económica de futuro ya que va a posibilitar nuevos nichos de negocio y el mantenimiento y desarrollo de sectores productivos que tienen en la economía circular uno de sus principales retos, mediante la conversión del residuo en un recurso. En consecuencia, va a contribuir a la recuperación económica”. Respecto de la sostenibilidad social, Crespo ha recordado que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la economía circular generará 24 millones de empleos en 2030, y hoy ya se habla que “capitaneará la nueva revolución laboral”.

La consejera ha insistido en que esta Ley “permite que el residuo pase de ser un problema a convertirse en una oportunidad”, ya que permite una transición hacia un “nuevo modelo socioeconómico y productivo más eficiente en el uso de los recursos”, lo que va a permitir reducir al mínimo la generación de residuos.

“La Ley que traemos al Parlamento va a posicionar a Andalucía como referente nacional en la materia, y también a nivel de Europa”, ha destacado Carmen Crespo que ha insistido en defender el carácter pionero de esta ley en la que “se han producido más de 300 aportaciones y han participado más de 100 entidades públicas y privadas”. También ha destacado los procedimientos novedosos como el taller de participación de la Ley en el que la totalidad de integrantes consideró esta norma como necesaria para el desarrollo de Andalucía”.

Además, Crespo ha puesto de manifiesto el hecho de que el texto que se ha remitido al Parlamento “está trabajado con la máxima vigencia europea, alineado con el actual plan de economía circular de la Comisión Europea, así como con la Ley Estatal de Residuos que actualmente está en el Senado”.

Aprobación del Pirec 2030

La nueva LECA de Andalucía, en cualquier caso, no es la única actuación para el impulso de la economía circular, según ha querido dejar claro Carmen Crespo, que ha recordado que hace un año se aprobaba el Primer Plan Integral de Residuos de Andalucía (PIREC 2030), un plan del que ha destacado su carácter municipalista y que está destinado a la mejora de la gestión de los residuos municipales.

Como ha comentado la consejera, con la Ley de Economía Circular y la PIREC se extenderá el uso de prácticas como el uso de rafias y plásticos compostables y biodegradables para una agricultura sostenible, la recogida separada de aceites vegetales, textiles y residuos peligrosos, la utilización de neumáticos para fabricar carreteras, el uso de la cáscara de cítricos para productos de cosmética, dar una salida circular a los purines y residuos agrícolas mediante el biogás o el fomento del quinto contenedor, el marrón, para restos de comida y jardinería, entre otros.

Principales actuaciones en Andalucía

La consejera Carmen Crespo ha querido dejar patente la importancia de la aprobación de la Ley de Economía Circular observando que “tan solo falta ya la aprobación de ésta para completar la Andalucía Circular como modelo productivo para los próximos años”, que va a permitir avanzar en el reciclaje y la reutilización. Cabe destacar que la Junta ha puesto en marcha un Banco Adicional de proyectos de Economía Circular que a día de hoy contempla 29 actuaciones previstas entre los ya disponibles y los que están en fase de redacción.

Junto a todo esto, Carmen Crespo ha querido poner en valor las grandes actuaciones puestas ya en marcha como es el caso de las infraestructuras locales de economía circular con inversiones directas por parte de la Junta que han supuesto la puesta en marcha o ejecución de 52 actuaciones, con una inversión de 44,8 millones de euros. 24 de ellas ya están finalizadas, lo que supone el 46% de las previstas, 22 en ejecución y 6 en licitación. Además, la consejera ha querido recordar las ayudas ya convocadas por su departamento para ayuntamientos, mancomunidades o consorcios para impulsar la recogida separada de biorresiduos.

Entre las grandes actuaciones puestas en marcha, la consejera ha querido destacar el proyecto pionero de economía circular de la Sierra de Cádiz, en el que ya están en marcha planes de compostaje o separación de residuos en municipios como Villamartín, Olvera, Algodonales, Zahara de la Sierra, Torre Alháquime, Algar o Setenil. No ha querido la consejera en su intervención olvidar otras actuaciones que pasan por el Plan de Aguas Regeneradas o el proyecto Ecomares que ha permitido en 18 meses la retirada de 74.000 kilos de basura marina gracias a la colaboración del sector pesquero andaluz, ni pasar por alto el proyecto Compromiso Blanco para el reciclaje de residuos plásticos de la agricultura. Finalmente se ha referido también a los distintos proyectos de europeos de economía circular en los que viene participando su Consejería.

Last modified: 11 febrero, 2022