En GSA hemos adaptado nuestra planta de gestión de residuos biosanitarios derivados del coronavirus, para afrontar con garantías una de las fases más importantes en el control de la pandemia.

La planta de procesado del material proveniente de centros sanitarios y laborales de la provincia se sitúa en el Centro Integral de Tratamiento de RSU de Montemarta Cónica de Alcalá de Guadaíra, y cuenta con una plantilla de especialistas a jornada completa siete días a la semana.

Nuestra planta de procesado de residuos biosanitarios para la eficaz gestión de desechos derivados de la COVID-19 en Sevilla, ha procesado más de 150 toneladas en la provincia hispalense.

El pasado abril, tras un gran trabajo y dedicación, acondicionamos en menos de una semana, esta planta biosanitaria, situada en el Centro Integral de Tratamiento de RSU de Montemarta Cónica de la localidad de Alcalá de Guadaíra.

En la planta trabaja una plantilla de trabajadores especializados en la gestión de este tipo de residuos biosanitarios que, de acuerdo a la situación de emergencia, realiza su desempeño a tiempo completo durante 24 horas todos los días de la semana. GSA les ha facilitado en todo momento los más estrictos controles sanitarios para asegurar la integridad física de los empleados durante la prestación de este servicio, incluyendo los equipos de protección necesarios y los test de detección del virus.

El circuito completo diseñado para la gestión integral de estos residuos comienza en la recepción de contenedores, sigue con el pesado y almacenamiento de los mismos para pasar, finalmente, a la Planta de Tratamiento, donde se lleva a cabo un proceso de esterilización por autoclave y una trituración previos al vertido final.